Acciones de Justicia

Desde el comienzo, mucho antes que existiera el Ministerio de la Pastoral Migratoria o la Oficina para Asuntos del Inmigrante, la Sra. Elena Segura siendo directora de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano de la Arquidiócesis, añadió a sus responsabilidades el apoyo activo a la Campaña Católica para una Reforma Migratoria Integral, que tiene como principios:

1) Un camino a la ciudadanía

2) La unidad familiar

3) Una vía legal para inmigrantes que buscan trabajo no especializados.

4) El re-establecimiento de leyes que protejan al inmigrante en el cumplimiento de las leyes de inmigración.

5) Examinar las causas de la inmigración.

Desde el 2005, se participó activamente, cuando por ejemplo se recolectaron firmas para rechazar el proyecto de ley conocida como Ley de Sensenbrenner (Este es el apellido del Senador Republicano que presentó el proyecto), se organizó marchas y vigilias de oración. Se empezó a organizar a la comunidad inmigrante para que se expresara y se uniera a las diferentes manifestaciones a favor de una Reforma Migratoria que iba a ser votada en el Senado de los Estados Unidos en el 2007, proyecto de Ley que no fue aprobado. Frente a esta situación, surgió una vez más la voz de la esperanza, de seguir trabajando en favor de una Reforma Migratoria Integral.

Ahora, que la Arquidiócesis tiene en su estructura a la Oficina para Asuntos del Inmigrante y de Educación sobre Migración y en ella al Ministerio de Pastoral Migratoria, la organización, participación de las diferentes parroquias en favor de una Reforma Migratoria es mucho mayor.

Solo en este año 2013, el Ministerio de la Pastoral Migratoria ha realizado las siguientes actividades:

1) La recolección de más de 100,000 tarjetas pidiendo a los Senadores y Representantes, que apoyen una Reforma Migratoria Integral.

2) Una Vigilia de Oración el 30 de mayo, donde participó el Cardenal Francis George, OMI, sacerdotes, religiosas y 1,200 personas, representantes de los diferentes grupos de la Pastoral Migratoria de la Arquidiócesis (Usted puede ver este momento de Oración aquí).

3) Durante los meses de agosto y diciembre, se organizó una Campaña de 40 Días de Oración, Ayuno y Acción en favor de una Reforma Migratoria con la participación de 202 parroquias inmigrantes y no inmigrantes.

4) En el mes de octubre, se hizo una Peregrinación desde la Catedral a la Plaza Federal, finalizando en la antigua parroquia de Santa María en el centro de la ciudad. Más de 1000 personas acompañaron este camino, donde estuvieron presentes los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis, sacerdotes y religiosas, mostrando así, su apoyo a una Reforma Migratoria Integral.

Hay mucho por hacer aún en la jornada por una Reforma Migratoria. Nuestra Iglesia está bendecida por tener el apoyo y el compromiso profético de la Conferencia Católica de Obispos (USCCB por sus siglas en inglés), quienes se mantienen en vigilantes a todo lo que está ocurriendo. Se invita a todas las parroquias en el país para apoyar el esfuerzo de la Iglesia y se comprometan en acciones de justicia por una Reforma Migratoria/Justicia para los Inmigrantes. Aquí hay algunas acciones que se pueden seguir: Llamar al vocero de la Casa de Representantes (202-225-0600); contactar a los legisladores (encuéntrelos aquí); visitar a los legisladores en sus districtos; solicitar apoyo a la Campaña Católica por una Reforma Migratoria (202-541-3165); colaborar con otros grupos religiosos y cívicos que trabajan por una Reforma Migratoria; ayunando y orando para que se apruebe una Ley de Reforma Migratoria en el país.

Suceda lo que suceda en el Congreso con respecto a la Ley por una Reforma Migratoria Integral, el Ministerio de la Pastoral Migratoria seguirá apoyando a toda la comunidad inmigrante.

“Nos comprometemos, como comunidades de discípulos de Cristo en ambos lados de la frontera, a acompañarlos en su caminar, para que éste sea realmente un viaje de esperanza y no de desaliento, y que en el lugar al que lleguen sepan que ya no son extranjeros, sino miembros de la familia de Dios.” ~Ya no Somos Extranjeros: Juntos en el Camino de la Esperanza, 106.