Los Componentes de la Pastoral Migratoria

A) Reflexión: El qué, el por qué y el para qué de nuestra misión, adquieren fundamento y riqueza desde el punto de vista del Inmigrante. Se consideran los textos de las Sagradas Escrituras, la Doctrina Social de la Iglesia, la Formación, Retiros que ofrezcan respuesta a nuestra acción pastoral. En este ministerio se utiliza material impreso (como las Unidades de Formación, folletos y volantes) que brindan a los Agentes de la Pastoral Migratoria, la formación inicial y propicia para empezar a desarrollar su ministerio en su comunidad parroquial. Partimos de la fe, que apoyada en los elementos mencionados hacen que nuestra actividad se vuelva una tarea evangelizadora.

B) Acciones Pastorales de Servicio: El Ministerio ayuda o sirve a la comunidad inmigrante con tres cosas específicas:

-Información: Se brinda información que responda a temas relacionados con la comunidad inmigrante, por ejemplo, asuntos migratorios, laborales, penales, vivienda, educación, salud, etc. Para esto, los Agentes de la Pastoral Migratoria instalan Mesas de Información, desde donde distribuyen boletines y folletos después de las Misas dominicales, ofreciendo así la mayor información posible a la comunidad inmigrante. La Pastoral Migratoria trabaja con organizaciones como Caridades Católicas, consulados de los países de los inmigrantes, Centro Nacional de Justicia para el Inmigrante (NIJC por sus siglas en ingles), CLINIC, Justicia para Inmigrantes (JFI por su siglas en inglés), Secretaría del estado, etc.

-Recursos: Los líderes de la Pastoral Migratoria invitan a profesionales que puedan orientar en los diferentes campos, organizan talleres, charlas con temas que interesan a la comunidad. Algunos organizan ferias de salud, ayudan en la declaración de impuestos, etc.

-Acompañamiento: Se brinda apoyo a las familias afectadas por detenciones, deportaciones o aislamiento, ofreciéndoles ayuda moral, espiritual, compañía, recursos, referencias necesarias para familias que enfrentan esta realidad. Hacer sentir al prójimo que no está solo o sola, que su comunidad parroquial está a su lado, para lo que requiera. Tal como lo hizo Jesús con los discípulos de Emaús, es decir, caminar con ellos, acompañarlos.

También acompañar a la gente que recién llega a la comunidad, que no conocen a nadie, que necesitan la orientación de las idas y vueltas de un país que muchas veces pueden intimidar. Los Agentes de la Pastoral Migratoria acompañan a inmigrantes en sus trámites con el consulado, inclusive llevándolos a sus citas, haciendo el seguimiento con los abogados, sirviendo como interpretes hasta las últimas etapas del caso. También los agentes de la Pastoral Migratoria se hacen presentes en el Centro de procesamiento de donde muchos salen deportados, allí se hace oración, por los que serán deportados, se les levantan el ánimo, se les da un mensaje de fe, se ora por ellos y por sus familias, se les hace entender que el ser migrantes no es delitos, y que ante todo, Dios sigue presente en todos.

C) Acciones Pastorales de Justicia: Los Agentes de la Pastoral Migratoria, conociendo las necesidades de la comunidad e iluminados por la Palabra de Dios que cambia y transforma los corazones, se comprometen con acciones concretas a cambiar aquellas cosas que no están bien, realizan acciones de justicia que buscan cambiar estructuras, leyes o normativas que vayan contra la dignidad del ser humano. Por eso, organiza o participa de todo inmigrante, del trabajador, del marginada. Gracias a este esfuerzo comunitario que tenga como intensión la defensa del inmigrante, del trabajador, del marginado. Gracias a este esfuerzo, por ejemplo, se consiguió que en el estado de Illinois se den licencias temporales de conducir a personas indocumentadas. Y, ahora, con ese mismo espíritu, se busca una Reforma Migratoria Integral, se vela por el respeto a los derechos laborales de los inmigrantes, etc...

D) Liderazgo: La formación a los Agentes de la Pastoral Migratoria los prepara para ser líderes dentro de sus comunidades parroquiales. Basados en las Unidades de Formación que se desarrollan en 7 semanas, junto a los talleres, a las clases que ayudan a que cada persona a su propio ritmo, pueda enriquecer todas sus capacidades y brindarlas después a la comunidad.

Los que pasan por las Unidades de Formación, las clases, los talleres experimentan la alegría de saberse que son capaces de hacer mucho más de lo que ellos o ellas se imaginaban. La formación fortalece a los participantes, por eso, tenemos Agentes de la Pastoral Migratoria, seguros de sí mismos, porque saben que todo lo que hacen es para bien de la comunidad y porque saben, también, que eso es parte del llamado que recibieron de Dios: Ser Líderes Servidores de su pueblo.

"Colaboradores," Página [Descarga Aquí]

"Conexiones," Página [Descarga Aquí]

"Yo hice el juramento porque me gusta que las personas estén informadas sobre dónde y cuándo encontrar ayuda y obtener la información necesaria para salir de la desorientación sobre los temas de migración, de modo que un día podamos plantear y lograr una verdadera Reforma de Migración." ~Alejandro, Agente de la Pastoral Migratoria