Objetivos de la Pastoral Migratoria

La Pastoral Migratoria de la Iglesia realiza la misión evangelizadora en un mundo cambiante, individualista, especializado y materialista; por eso debe:

A) Anunciar el Evangelio en la Comunidad Migrante. La Pastoral Migratoria constituye para los migrantes la oportunidad para profundizar su fe o redescubrirla y vivirla en conexión con su vida como migrante en la sociedad en donde se encuentra.

B) Acompañar a los Migrantes. "Si acompañamos a los migrantes podemos animarlos a convertirse en discípulos y misionero, porque ellos tienen consigo la riqueza de su fe y de sus tradiciones religiosas." "La Pastoral Migratoria es una Pastoral de acompañamiento."

C) Denunciar todo aquello que vaya en contra de la Dignidad del Inmigrante. Ser actores respondiendo desde la fe a problemas en la sociedad, respondiendo a las necesidades inmediatas y a los cambios sistemáticos; ayudar a enfrentar y superar esta problemática. "Una de las tareas más importantes para la Iglesia hacia los migrantes es denunciar proféticamente los abusos que sufren. Otra obligación consiste en impactar a la sociedad y a los gobiernos para conseguir leyes migratorias que tomen consideración los derechos de las personas o cuando se atropellan sus derechos laborales."

"El discípulo, a medida que conoce y ama a su Señor, experimenta la necesidad de compartir con otros su alegría de ser enviado, de ir al mundo a anunciar a Jesucristo, muerto y resucitado, a hacer realidad el amor y el servicio en la persona de los más necesitados, en una palabra, a construir el Reino de Dios." ~Aparecida, 278