La Iglesia e Inmigración

La Sagrada Escritura presenta la relación de Dios y de la persona humana siempre en camino, en un ambiente migratorio. Podemos ver esta realidad desde el momento mismo del origen de la especie humana, pues, en el mandato de "crezcan, multiplíquense y dominen la tierra" está sembrada la semilla del transitar.

La Sagrada Escritura y los Documentos de la Iglesia manifiestan clara y directamente la responsabilidad de la Iglesia frente al pobre y el que sufre, frente a aquel a quien se le están atropellando sus derechos, intentando eliminar su dignidad. La Pastoral Migratoria está presente, para pedir y exigir justicia, derecho y libertad para cada ser humano, sin importar su origen, su raza, su credo, su posición social. La Pastoral Migratoria como Misión de la Iglesia, está presente para proteger y defender la dignidad de todo ser humano.

Mensajes para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado [Papa Francisco, Papa Benedicto XVI, Papa Juan Pablo II]

"Nosotros, los Obispos católicos de los Estados Unidos y de México, nos comprometemos a defender al migrante, y a favorecer, entre nuestras dos naciones, la creación de condiciones que les hagan posible a todos gozar del fruto de su trabajo y en la vida en sus comunidades de origen, si asílo desean." ~Juntos en el Camino de la Esperanza: Ya No Somos Extranjeros